Llegada a Galvarino

El sábado en la mañana René, el presidente de la comunidad Indígena Curiwuentru nos estaba esperando en la plaza de Galvarino, un pueblo de como 5 mil personas a 50 kilómetros al norte de Temuco. Su comunidad decidió recibirnos, un equipo de 8 artistas jóvenes, después de una recomendación personal y unas conversaciones por teléfono.

Los integrantes de este viaje, convocado por Esencia Mapuche, consisten en cinco estudiantes de la Universidad Católica Silva Henríquez y 3 coordinadores del equipo Esencia Mapuche. Todos somos artistas jóvenes que nos unimos a este viaje con el propósito de conocer la realidad de una comunidad Mapuche para aprender y crecer como individuos, y también para producir proyectos artísticos inspirados en aquella comunidad.

Fuimos bien recibidos en la casa de una señora de la comunidad, María, que vive en el pueblo de Galvarino en vez de en su comunidad, como tantas otras personas. Vivir en el pueblo facilita las posibilidades de trabajo, las cuales son muy pocas, pero muchas personas eligen eso en vez de la pobreza extrema en la que subsisten otras familias que viven en el campo.

Además, muchas personas viven en los pueblos porque el territorio que les pertenecía a sus familiares ya no les pertenecen a ellos. La historia repetitiva en Galvarino es que muchos individuos están tratando de recuperar sus territorios. Los que tienen poca tierra suben a la comunidad como René, a pie, todos los días para alimentar sus animales. Suben porque cuidan con orgullo lo poco que tienen allí, pero también suben porque no les conviene vivir allí por la pobreza que hay. Los que están en el proceso de recuperar sus tierras, usurpadas a veces por vecinos o desconocidos, entregaron sus peticiones con sus títulos de propiedad al CONADI (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena) hace 2 años, y siguen esperando una respuesta.

La situación de pobreza y dolor que se vive y se ve en Galvarino parece ser un producto de este conflicto sobre sus derechos a la tierra. Sale el tema en casi todas las conversaciones que tenemos aquí con gente mayor, y seguramente es un tema que volveremos a tocar.

Hoy fue un día principalmente para ajustarnos, conocernos, conocer a las personas y la tierra. El domingo será parecido, ya que tenemos agendada conocer a la comunidad, un lonko y una machi de comunidades vecinas. La idea es conocer lo más que podamos en estos primeros días de nuestra estadía para intentar a lograr un entendimiento de la situación compleja que se vive acá. Después, nos dejaremos ser llevados por esta inspiración en la creación artística de cada uno.

Les invitamos a acompañarnos en esta aventura al seguir nuestras reflexiones diarias en el blog y Twitter. Nos falta tanto para aprender, y no basta con retenerlo todo nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s