Despertar en Galvarino

Una de las cosas más fascinantes de despertar en Galvarino, es mirar el cielo, limpio y celeste como en ningún lugar. Lo triste, es darse cuenta que un sector tan hermoso, con personas tan gentiles, alberga historias de una cultura ancestral, que la verdad pocas personas conocen a cabalidad.

 Mirar desde fuera una cultura significa sólo conocer un ideal, pues gracias a la experiencia que Esencia Mapuche nos ha brindado, hemos podido dimensionar en parte, lo que viven a diario muchos mapuche, propietarios de tierras ancestrales que en la actualidad se encuentran viviendo en pequeñas extensiones de tierra, que están lejos de alcanzar siquiera un cuarto del total real, enfatizando que hoy son los alemanes, específicamente la familia Bouchman, la que hace un par de décadas se tomó las tierras, pasando por alto muchos títulos de merced, entregados paradójicamente por el propio estado, el que sin escrúpulos hoy ampara este accionar fomentando a través de la prensa, una imagen distorsionada del pueblo mapuche, mostrando imágenes de enfrentamientos e incendios que muchas veces han sido un montaje, incluso en este lugar, personas no mapuche, que tienen familiares carabineros, reconocen saber que muchas veces los obligan a provocar incendios para inculpar ante la prensa al mapuche, tal cual lo hacen cuando infiltran carabineros en marchas estudiantiles en Santiago.

 Encontrarse inmerso en esta situación de desolación, desamparo legal, y pobreza, hace que aquellos mapuche con mayor capacidad de resiliencia, piensen en sus peñi, y en el futuro de esta cultura tan golpeada por este sistema, un sistema que excluye pensamientos y culturas distintas, y que hoy muestra a la mayoría de los chilenos no mapuche, una visión violentista del pueblo mapuche, siendo que la mayor violencia la ejercen el estado a través de sus diarios allanamientos.

Saludos fraternos, Daniela Castro

Mi relación con el pueblo Mapuche – My relationship with the Mapuche people?

Cual es mi verdadera relación con el pueblo mapuche?…pensaba esto ayer cuando iba a buscar a Britt al Terminal de buses.
Sí, nací en Chile pero mis antepasados son en mayoría españoles que se casaban entre primos para evitar “mezclarse con los indios”. Eso no afectó mayormente a mi familia inmediata. Los estereotipos y discursos producidos, no eran necesariamente discriminatorios hacia nadie, aunque si se acercaban más a la exaltación de la cultura extranjera del norte (USA). Eso es un hecho.
Nací en Temuco y he pasado 24 de mis 26 años aquí, pero nunca tuve una cercanía al conflicto de la identidad mapuche. Y el conflicto que ésta provocaba en la identidad chilena. Estas cosas puedes ser muy sutiles de ver y muy fáciles de dejar pasar, especialmente cuando día a día se desdibuja esa identidad en extremos. Violencia terrorista versus turismo pintoresco.

Mi verdadera relación con el pueblo mapuche, es una de respeto y admiración por sus historias, sus colores y su creatividad. No tengo una fascinación turística. Mi interés nace de la certeza que tengo de la existencia de una profunda belleza, detrás de esos ojos, de esa piel, de esa tristeza, de esas luchas, de esa sonrisa. Belleza que no quiero que alguien me cuente y que ésta vez quiero yo descubrir.

 

……………………………………………………………………………………

 

What is my true relationship with the Mapuche people? … I was thinking about this yesterday when I went to look for Britt to the bus terminal.
Yes, I was born in Chile but my ancestors are mostly Spanish, who married among cousins in order to avoid “mixing with the indians”. This didn’t affect my immediate family in a major way. The stereotypes and discourses were not necessarily discriminatory, rather they were more of an exaltation of the foreign culture of the North (USA).That’s a fact.
I was born in Temuco and I have spent 24 of my 26 years here, but I never had closeness with the conflict of the Mapuche identity and the conflict it caused in the Chilean identity. These things are too subtle to see and very easy to miss, especially when that identity is blurred every day in extremes.Terrorist violence versus picturesque tourism.

My real relationship with the Mapuche people is one of respect and admiration for their stories, culture, colors and creativity. I do not have a touristic fascination. My interest stems from my certainty of the existence of the profound beauty behind those eyes, that skin, that sadness, those struggles, that smile. I don’t want someone telling me about this beauty. This time I want to discover it by myself.

by May Garces

twitter:
@maycina
@esenciamapuche